fbpx

Quiérete como eres

Promovemos la autoestima, algo que puede ayudar muchísimo en la recuperación de los Trastornos de la Conducta Alimentaria. ¡Quiérete como eres!

¡Quiérete como eres!

Creemos en la importancia de promover la autoestima, de recordar la necesidad de quererse tal y como somos. Esto es algo que puede ayudar muchísimo en la recuperación de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, pero también es algo que necesitamos aprender y/o poner en practicar todas las personas para sentirnos mejor con nosotrxs mismxs.

Es fácil decirlo, lo complicado suele ser llevarlo a cabo. Por eso queremos compartir este artículo de Gloria Lorenzo para comprender y poner en practica un ejercicio para aumentarla y querernos como somos.

Quiérete como eres


Es difícil quererse cuando uno vive con tanto sufrimiento. Es difícil quererse cuando precisamente sientes un profundo rechazo hacia tu imagen, tu cuerpo, tus pensamientos y conductas. En el fondo te quieres, pues todo lo que haces lo haces para sentirte segura, tener una buena imagen, lidiar con la ansiedad, o ser aceptada. Esto provoca una disonancia cognitiva: lo que hago, lo hago porque pienso y siento que es lo mejor para mí y me hace sentir segura, pero quiero o sé que debo dejar de hacerlo porque en el fondo me hace daño. Esto crea una confusión continua, la sensación de vivir una realidad diferente a los demás, te aísla, te frustra y no te deja vivir en paz.

Los trastornos alimentarios juegan con la promesa de que siempre llegará algo mejor pero que nunca llega, y para alcanzar ese ‘algo mejor’, se necesitan sacrificios y sufrimientos en una época en la que se valora el esfuerzo duro y el estrés como algo positivo. Es un mal juego que nunca termina: esa voz que te dice una y otra vez que sigas, que no necesitas ayuda, que puedes sola, que va a ser la última vez, que la culpa es de los alimentos, de X persona y que tu sigas así ya que solo sabes hacerlo de esta manera, porque tú, eres así.

Quiero que sepas que lo que te ocurre, no eres tú.


Son conductas aprendidas, son mecanismos de defensa, son emociones que necesitas gestionar, son respuestas a la presión externa, a las expectativas. Considero que el primer paso es aceptar que lo que estamos haciendo no está dando los resultados que pensábamos que nos iba a dar: se suponía que al perder peso, al comer más sano, al hacer ejercicio físico, etc. me iba a ayudar a alcanzar un ideal de vida que al final, nunca llega. Al final una se va conformando con la nueva situación y decide que va a ser así siempre.

Te propongo que te pongas una música que te gusta, busques un lugar en el que estés tranquila y escribas QUIEN ERES:


Cuáles son tus valores, tus aficiones, tus habilidades, tus mejores recuerdos, tus amigxs, tu familia… Cuál fue la última vez que te reíste de lleno, que te pasó algo gracioso… Cuáles son tus metas personales y cuáles ya has conseguido.

Si quieres puedes compartirlo en este espacio, que es especialmente para ti.

Queremos conocerte y que te conozcas, que recuerdes lo que tienes en tu interior, que mires hacia dentro y te busques; porque sabemos que estás ahí, fuerte, decidida, única, más allá de lo que te pasa y tus circunstancias. Porque tú esencia es única y pura.

Creéme, mira hacia dentro y verás luz.

¡Quiérete como eres!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.