Anorexia atípica, más típica de lo que parece

Hablamos sobre la anorexia atípica y sobre como el diagnostico no lo es todo cuando esta basado en el IMC olvidando la diversidad corporal...

Son muchas las personas que aun piensan que los Trastornos de la Conducta Alimentaria se ven a simple vista en el aspecto corporal de la persona. Pero el gran problema aparece cuando la cultura de dieta se introduce en consulta. A día de hoy todavía existen profesionales de la salud que siguen diagnosticando bajo el criterio del índice de masa corporal (IMC), dejando de lado la diversidad corporal. En este nuevo artículo, Vicky Ferrándiz se encarga de hablarnos acerca de la anorexia atípica y sobre cómo el diagnóstico no lo es todo.

El diagnóstico no lo es todo:
la anorexia atípica es mucho más típica de lo que parece


Tras las navidades, cuando se va acercando la primavera y el buen tiempo, durante el verano… Son muchos los momentos en los que solemos escuchar comentarios de personas cercanas en torno a “compensar” lo que hemos comido, con el fin de modificar nuestra apariencia. Incluso estos comentarios los tenemos interiorizados y los pensamos nosotros mismos, a veces con miedo a lo que otros puedan decirnos.

Es en este momento cuando a personas que padecen trastornos alimentarios se les suelen saltar todas las alarmas, pues hay un alto porcentaje de personas que padecen trastornos alimentarios que NO aparentan sufrir ninguno.

Tenemos aún muy metido que un trastorno alimentario se nota en el cuerpo. De ahí que haya todavía instalada la creencia que determinados cuerpos, por su aspecto, son cuerpos enfermos.


Por ello me parece importante hablar de la anorexia atípica. Un trastorno alimentario que aparece en la actual quinta edición del Manual Diagnóstico de los profesionales, pero que pasa muy desapercibido a nivel social.
 

Cuando una persona padece este tipo de trastorno, y según se explica en los criterios diagnósticos, no tiene un aspecto fuera de lo común, no posee ese infrapeso que tanto suele llamar la atención en el marco de los trastornos restrictivos y en especial en la anorexia nerviosa.


Se caracteriza por una pérdida del peso corporal y por tanto una reducción de su volumen, que además suele ser muy reforzado socialmente con comentarios emitidos y vividos como positivos. Y aunque pueda ser una pérdida significativa, en la cultura de la delgadez en la que vivimos se presenta como una mejora. Incluso se extrapola a nivel interno en una línea del tipo: “has adelgazado mucho, estas genial, se nota que has hecho las paces contigo”.

Algunos clínicos hablan de que la anorexia atípica es la antesala del trastorno típico, pero no siempre es así. De hecho, como hemos comentado, la principal diferencia entre un diagnóstico y otro, es el peso.

En concreto la baremación a través del índice de masa corporal (IMC). Muchos profesionales sentimos que centrar la etiqueta diagnóstica en el peso, es un error puesto que la diversidad corporal es una realidad necesaria de ver y que no tiene por qué haber enfermedad en cuerpos que históricamente se han juzgado como enfermos.

La dificultad empieza si los profesionales no detectamos el entramado psicoemocional presente en el funcionamiento de la persona, quedándonos en un abordaje desde el diagnóstico. Que aquello que es doloroso y complejo para su vida,pueda pasar desapercibido y por ello no le prestemos la ayuda que necesita en el marco de un abordaje en salud mental, con psicoterapia y que incluso en algunos casos pueda ser necesario medicación por parte de psiquiatría por las complejidades emocionales y de adaptabilidad a la vida de la persona.

Partiendo de esta idea, pretendo animarnos a la reflexión.

Si la anorexia atípica no tiene unas características muy visibles; ¿cómo vamos a saber si nuestros comentarios, aun siendo bienintencionados, no van a tener un impacto más allá para esa persona? Tengamos en cuenta que incluso, estos comentarios provenientes de profesionales, pueden llegar a ser iatrogénicos, que precipiten o mantengan el desarrollo del trastorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.