fbpx

La fiesta en paz: La realidad de los TCA

para "tener la fiesta en paz" hay que conocer la realidad de los TCA

Diciembre viene cargado de comidas y cenas familiares, una mezcla de factores que hacen sufrir a las personas que padecen Trastorno de la Conducta Alimentaria. El problema con el que conviven en su día a día se agudiza al aproximarse estas fechas. Por eso sentimos la necesidad de crear una trilogía de artículos informativos y de ayuda para tener «La fiesta en paz», este es el primero: La realidad de los TCA.

Durante estas semanas pasadas hemos planteado en nuestro perfil de Instagram una serie de preguntas para contar con las experiencias, opiniones y sentimientos respecto a las fiestas de Navidad. Destacamos la frase de una chica que nos contaba como sentía estas fechas; «Este mes para mí es un descontrol total, tanto de ánimos como de comida. Atracones, ayunos… Distante con las personas que me quieren, sin ninguna razón. No me entiendo ni yo». Nos hace testigos del sufrimiento que supone la llegada de estas fiestas.

Esto nos llevó a reflexionar y a querer saber si era un caso aislado o más personas se sentían de esta manera. Realizamos una encuesta donde participaron 110 personas. El 95% afirmo sentirse sentirse así, frente a un 8% que decía no sentirse así.

Queremos hacer una llamada de atención y crear conciencia sobre el sufrimiento que acarrea padecer un TCA.

En este primer articulo, además de la frase que hemos destacado, compartimos otras frases de las que nos han enviado.

· Los días de Navidad me paralizan de miedo, inseguridad y complejos. No recuerdo una Navidad en los últimos 10 años en que no haya tenido una recaída.

· Me siento aterrada, con angustia, con ansiedad. No quiero que lleguen, más y más comida.

· Me asusta estar rodeada de comida y no poder tener control sobre mí.

· No quiero comer delante de mi familia y temo los menús.

· Me da ansiedad estar rodeada de tanta comida y la familia y tener que fingir estar bien.

· Me da pánico que me pregunten mis familiares todo el rato si quiero tal o tal…

· Los comentarios me agobian, preferiría no ir para evitarlos aunque sea imposible. Me bloquea el ver tanta comida por miedo a darme un atracón.

Esperamos que nuestro articulo La fiesta en paz: La realidad de los TCA, ayude a comprender y empatizar con lo que supone, para quien esta enfermx, la llegada de estas fechas tan señaladas.

Nuestro próximo articulo estará dedicado a la familia con un enfoque orientativo para poder «tener la fiesta en paz» y disfrutar de lo realmente importante de estas fiestas; disfrutar de la compañía creando momentos de alegría sin que la comida sea el principal tema al que se le preste atención.

5 comentarios

  1. Natalia

    Como hacemos la familia para ayudar

  2. Andrea

    Me aterra estas fechas por tantisima comida q pone mi familia en la mesa.. todos los años ha sido un impodible comer cn tranquilidad y desear morirme antes de q acabe el año. No deseaba mas que intentar n atracarme cn los dulces ni llorar por cada alimento q me introduccia en la boca.. me asusta estar otro año igual se me hara cronico dentro de poco y eso me da miedo.. ojala pudiese vivir sin temores pero me puede la enfermedad. Gracias x estos articulos sobre el tca porque ahora n me siento tan rarita, tan sola aunq se q gracias a las chicas que estan ahi cada dia. Ayudando. Pero vosotros habeis sido de tal ayuda que ahora puedo ver cn claridad lo q seria pasar unas navidades sin tales inseguridades. Daria lo que fuese por estar este año agusto cn mi familia y q pudiese comprender lo que es convivir cn esa vocecita en la cabeza..

  3. Proyecto Princesas

    Hola Natalia,
    algo que tenemos que tener clara la familia, sobre todo los más cercanos que como quienes vivimos, día a día y de lleno, lo insidiosa que es la enfermedad, es que, es imposible ayudar si no estamos bien. La familia también tiene que, por un lado liberar las emociones que se van experimentando y por otro, adquirir herramientas para ayudar, no solo a la persona que amamos en su proceso de recuperar la salud, sino a nosotras mismas.

    En estas fiestas yo abogo por darles un respiro pero sobre todo, dialogar, preguntar. ¿cómo te puedo ayudar a que estas fechas sean mejores? ¿Qué necesitas? Porque, aunque se puedan dar muchas pautas desde la psicología, cada persona es un universo con su idiosincracia y solo ella sabe lo que en ese momento en concreto, necesita.

    Habla desde la calma y la genuina intención de acompañar de verdad, en estos días que son tan duros para ellxs.

    ¡Un abrazo muy grande, Natalia!

  4. Proyecto Princesas

    Andrea, gracias por ser tan valiente y generosa al compartir con nosotras lo que vives. Lo más importante es centrarte en el momento inmediato todo lo que puedas. Hablar con tus personas más cercanas y decirles cómo te sientes cuando hacen determinados comentarios o gestos, que suelen ser desde su mejor intención pero que consiguen el efecto contrario del que desean. Si no puedes hablarlo porque te interrumpen por nerviosismo o te pones nerviosa tú, puedes escribir una carta que leerles o que lean directamente. Se trata de hacernos fácil la vida dentro de lo compleja que es. Pon en práctica lo que te comento aquí y cuéntanos como han sido al final las fiestas.
    ¡Te abrazamos fuerte!

  5. OSKAR

    Uno de los comentarios más reales para quienes padecemos T. C. A.
    Muy difícil de llevar y lo peor que te entiendan. Es muy penoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.