fbpx

Testimonio: Viaje a la recuperación

Hace un año contactamos con Marta a través de Instagram cuando vimos que le apasionaba ayudar e inspirar a otras personas en la recuperación de los Trastornos de la Conducta Alimentaria a través de su propia experiencia. Hace pocos días hablamos sobre la idea de compartir su testimonio con la intención de que sirva de ayuda a quien lo lea y a ella misma al exteriorizar recuerdos que le causaron sufrimiento. No sabia por dónde empezar, qué parte de su historia contar, entonces surgió una pregunta que le inspiró a recordar y poder contarnos su testimonio Viaje a la recuperación.

¿Cuando te diste cuenta de que realmente estabas enferma?


Cada vez que me hacen esa pregunta, todavía hoy, se me eriza la piel… Recuerdo ese momento exacto como si de una radiografía se tratara.

Lunes, 13 de Junio de 2016


Billete de ida, pero sin fecha de vuelta… Maleta en mano, 150 kilómetros de distancia y lágrimas de despedida. Sí, me iba de viaje, pero a ingresarme en un hospital.
Son las 10h, voy acompañada de 2 familiares a los que yo misma tranquilizo quitando importancia, pero no, esta vez no tengo fuerzas ni para respirar…

La chica de la sonrisa eterna se murió por dentro y se apagó por fuera…


Ahora sí, a llegado el equipo Médico a recibirnos.
– Hola buenos días, yo soy Anna la psiquiatra. ¿Tú eres Marta verdad ?
– Sí
Planta 7, UNIDAD DE TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA Entramos dentro, la familia va con enfermería, yo con la psiquiatra y viceversa.
Me enseñan la habitación y el mundo se me cae un poco más…
– Marta tenemos que revisar la maleta.
– Adelante
– La sudadera, los pijamas y las deportivas no pueden llevar cordones,
hay que quitarlos, cortarlos o que se los lleve tu familia. Tampoco
puede haber cristal ni cualquier objeto punzante…
– Lo entiendo, quitar lo que no se pueda y que se lo lleven.

Ahora sí, a llegado el momento de despedirse, tenéis 5 minutos…
Familia, entramos juntas en la unidad, pero tuvisteis que cruzar de nuevo la puerta sin mí…
Entonces, solo en ese instante, me di cuenta de que REALMENTE SÍ ESTABA ENFERMA!
Mi lucha debía comenzar…


Hoy, casi 4 años después y a pesar de quedar alguna dificultad en el camino, solo puedo dar las GRACIAS a esos 5 largos meses de aprendizaje, lucha, fuerza, constancia y superación…

Llegué más muerta que viva, pero salí MÁS VIVA QUE NUNCA!

Y a ti, que estás leyendo esto y luchas recuerda: Va a doler, no va a ser fácil, pero te prometo que va a valer…

¡Vivir es mucho más que existir!


Marta.

3 comentarios

  1. Silvia

    Me siento orgullosa de haberte conocido y de poder compartir contigo muchas cosas, eres un ejemplo siempre tan prudente y volcada en todos. Eres muy especial para mi y como te digo siempre te quiero mucho amiga !!!!!!😘😘😘😘😘

  2. Jessika Rueda

    🥺💪👏👏👏

  3. Eva

    No me canso de decirtelo… A ti y a las personas que salis de todo esto… VALIENTE!!! 😘❤️😘❤️😘❤️😘❤️😘❤️😘
    Y importante hacéis visible una enfermedad más común de lo q nos pensamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.