fbpx

Testimonio TCA: Recuperando mi ser

Los testimonios nos acercan a la realidad de lo que es sufrir un Trastorno de la Conducta Alimentaria. El testimonio de Ixone nos relata su historia al padecer anorexia nerviosa y nos cuenta cómo poco a poco fue recuperando su ser.

Ixone está contenta de formar parte de Proyecto Princesas y de compartir su historia con esta comunidad que se ha ido formando gracias a cada una de las personas que nos leéis y/o compartís vuestras historias.

¡Deseamos que vuestras historias puedan motivar a otras personas y a vosotrxs mismxs a luchar por una recuperación total!


Recuperando mi ser

Desde pequeña he sido una chica tímida, perfeccionista y muy exigente conmigo misma. Me gustaba estar sola, no necesitaba hacer amigos para estar bien y me gustaba comer, mucho además. Siempre fui una chica muy golosa, hasta que me empecé a sentir gorda.

Mi hermano me decía que estaba gorda, que parase de comer. Mis padres también me quitaban el dulce porque era «malo», y hasta mi propia pediatra me dijo que tenía que adelgazar y comer menos chocolate. Un día mi hermano me dijo que en el instituto una amiga suya que me vio en el pasillo dijo: «oye, tu hermana está gordita eh?» Ese fue el detonante de mi caída, una caída al infierno, que quien iba a pensar que me llevaría a 10 años de prisión, prisionera de mi propia mente.

Pase de ser la chica más alegre de la clase, «la que se reía por todo»… a la chica mas triste. De ser despreocupada de la ropa y la imagen, a la obsesionada por cada gramo de «sobra» de su cuerpo, etc.


Empecé con las dietas junto con el ejercicio intensivo, y fue cuando me fui un mes sola a Irlanda cuando perdí la mayor parte del peso. Es ahí cuando todos se empezaron a preocupar, porque hasta entonces, Ixone solo hacia lo correcto. Es decir, comer menos y hacer más deporte, porque total, ¿no era eso lo que me hacía falta? Adelgazar para satisfacer a todos ¿verdad?


Siempre mi misión en la vida ha sido satisfacer a los demás, empezando por mis padres, mis profesores, mis amigos… Nunca me pregunté realmente qué era lo que yo quería, o que me hacía feliz a mí, porque eso ni se me pasaba por la mente.


Después de perder tanto peso, pelo, alegría, fuerza y VIDA en general, me di cuenta de que no quería seguir así ni un día más.


Que quería cambiar mi vida por completo y ya había echado la mitad de mi vida por la borda, así que ¿por qué seguir? Me pregunté: ¿Ixone, qué estás ganando con todo esto? ¿Qué estás ganando con controlar cada caloría y movimiento de tu cuerpo? NADA. Es más, perdí, y mucho. Perdí la confianza de mi pareja y mis padres, y perdí toda mi salud. Tanto física como mental. Mi vida giraba solo en torno a la comida y no tenía fuerzas ni para levantarme de la cama.

Solo tenía fuerzas para seguir «alimentando» al demonio que seguía en mi cabeza. ¿Suena irónico verdad?


Hace 4 meses empecé mi recuperación. Mi total recuperación. Así es como fui recuperando mi ser. Dejarme llevar, como yo diría antes perdiendo el control, pero más bien es al revés, ya que por fin estoy ganando el control de mi vida y no mi anorexia.

Así es como fui recuperando mi ser.


Lo cierto es que esto no es ni una décima parte de lo que podría contaros de mi vida, pero si quiero dejar algo claro. El problema no estaba en la comía, en el deporte, o en las calorías. El problema era que yo sentía que si cumplía el estándar, si me convertía en lo que los demás esperaban de mí (una chica más bien delgada y de sobresalientes entre otras muchas cosas), me querrían más, y entonces ¿qué tendría que perder? Pues exactamente eso, YO fui la que me perdí.

Mi sueño desde que tengo 14 años es ser una psicóloga que pueda ayudar a la gente que está pasando por un trastorno de alimentación y también a los seres queridos que están cercanos a estas personas.
Pronto cumpliré mi sueño, lo sé.


Te diré una cosa querido lector:


La recuperación existe, porque de la anorexia y de cualquier otro trastorno de alimentación se sale.


¿Quieres compartir tu testimonio sobre TCA?
Rellena el formulario añadiendo tu testimonio y fotografía.

PINCHA AQUÍ PARA COMPARTIR TU TESTIMONIO


Si tienes alguna duda, escríbenos a info@proyectoprincesas.com
Toda la información sobre como participar en Proyecto Princesas en:
¿Quieres participar en Proyecto Princesas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.